Ricardo Sanz es el chef del restaurante Kabuki, con estrella Michelín.

 

El retrato se realizó durante su estancia en Avilés para un showcooking en el Hotel Palacio de Ferrera.

Aproveché un bonito bonsai que formaba parte de la decoración, reforzando esa idea minimalista de la cocina japonesa.

La iluminación consistió en un solo flash con ventana de 70cm., lo más cerca posible y ligeramente a la izquierda.

Puedes ver otros retratos de chefs de cocina en este portfolio.

DSC_8013