A menudo el trabajo fotográfico para un restaurante requiere hacer fotos de gastronomía (platos de la carta), interiores (comedores, detalles, fachada) y retrato (chef o propietario).

Así fue en este caso para el restaurante La Pondala en Gijón.

Fotografía de restaurantes y sus platos de carta

La iluminación de estudio asegura buenos resultados,  sacando partido a cada plato según sus características (brillo, textura, volumen). Monté un set cercano a la cocina y la estilista, en colaboración con el cocinero, fue dando los últimos toques a cada plato recién terminado.

DSC_6876

Aunque no siempre, suele ser habitual fotografiar los platos sobre un fondo neutro o blanco para poner toda la atención en la comida.

_DSC8564

_DSC8590

_DSC8612

Fotografía de comedores en restaurantes

En el caso de este restaurante, lo más importante era potenciar su famosa terraza, por lo que se hicieron sesiones tanto de día como de noche para reflejar el ambiente acogedor del espacio a distintas horas.

terraza dia 4

terraza noche 1

Fotografía de Arquitectura

A menudo los edificios lucen mas a esa hora mágica justo antes de anochecer. Las luces interiores son visibles y al mismo tiempo aun hay un luz en el exterior.

exterior noche

Fotografía de retrato

El retrato de Roberto, propietario de La Pondala, me parece atractivo.

Se consigue un buen resultado dirigiendo las poses del retratado y escogiendo la iluminación más adecuada.

_AFB4960