Pilar es cocinera en una sidrería de Gijón y quería hacerse un retrato con su hija pequeña.
Una parte de la sesión en mi estudio la dedicamos a jugar a cocineras con vestuario y atrezo incluidos.
Estos dos retratos son mis favoritos.