Un bodegón publicitario aspira a contar una historia.

Aunque las dos imágenes de esta entrada del blog pertenecen al mismo cliente, la primera (arriba) es descriptiva -de catálogo – y su función es mostrar el producto de forma clara.

La segunda -en cambio- entra en la categoría de bodegón publicitario, situando la botella de cerveza en un entorno creado en estudio y con una luz determinada.

En esta capacidad de evocación y narración reside la fuerza de venta de un producto. Va un paso más allá.

bodegón cerveza final-Editar